visualizacion atardecer en el  lago

Hoy te propongo que te dejes llevar por la imaginación y te transportes a una tarde de verano, un lago calmado y una barca que navega a la deriva. Esta visualización está inspirada en el dolce far niente estival, la calma del descanso y el fluir sin rumbo fijo. Puedes leerla con calma, para tí o para otros, detenerte en los detalles y dejar que la mente flote sobre las aguas calmadas del lago.

Tumbado en el interior de una barca, flotas sobre las aguas apacibles de un lago, una tarde de verano. Los remos descansan dentro de la embarcación. Navegas sin rumbo, a la deriva, sin prisa ni urgencia. Te dejas llevar por la corriente que mece la barca con suavidad.

Bajo tu cuerpo sientes el vaivén apacible del agua, que balancea cada parte de tí en un baile lento mece tus pies, tus rodillas, tus muslos, tu pelvis, tus hombros, brazos, pecho, cabeza.. Te envuelve la atmósfera de una tarde de estío, la temperatura es agradable, la brisa roza tu piel con delicadeza.

Reposando boca arriba a bordo de la barca, observas el cielo del atardecer. El azul de la luz del día aún está presente, aunque el comienzo del ocaso permite ver las primeras estrellas del firmamento. En el aire flotan partículas de polen; una bandada de pájaros vuela sobre tu cabeza.

El ambiente es casi silencioso: El momento de quietud viene acompañado por el aleteo de las aves, un pez que chapotea sobre el agua, el zumbido lejano de un abejorro. En la postura de relax, te concentras en la respiración y percibes el fluido de tu inhalación. De tu exhalación.

La embarcación prosigue en su travesía libre. Asomas una mano fuera del bote y dejas que el agua roce las yemas de los dedos. La barca se acerca a la orilla. Sobre tí desfilan las ramas de los árboles más cercanos al lago. Pronto acabará tu paseo sobre el agua, la barca toca la esquina del embarcadero.

Comentarios potenciados por CComment